NEMATODOS ENTOMOPATÓGENOS

Usted esta en: AgroactivoProductoNEMATODOS ENTOMOPATÓGENOS

NEMATODOS ENTOMOPATÓGENOS

NEMATODOS ENTOMOPATÓGENOS

Los nematodos entomopatógenos son organismos microscópicos en forma de gusanos pequeños, que juegan un papel importante en el control de insectos plagas.

Este tipo de nematodos son específicos de insectos y no afectan plantas ni animales, ni causan efectos nocivos en el medio ambiente.

Existen en la naturaleza varias especies de nematodos con potencial insecticida. Los dos géneros más comunes son: Steinernema y Heterorhabditis.

Pueden infectar muchas especies de insectos plagas de cultivos pertenecientes a muchos grupos como son: lepidópteros, hemípteros, coleópteros y dípteros, especialmente.

Las investigaciones desarrolladas en los últimos años, han permitido establecer procesos de producción eficientes para realizar producciones masivas y así ponerlos a disposición de los agricultores para controlar biológicamente las plagas.

Los estadios de Juveniles Infectivos (JI) de los nematodos entomopatógenos (NEPs) del género Steinernema son capaces de penetrar el insecto a través de la boca, espiráculos, ano, pero en el caso de los Heterorhabditis, además de esto sitios de penetración, estos nematodos son capaces de penetrarlos a través del integumento o del cuerpo, lo que hace a este grupo ser más eficaces en el control de insectos.

Una vez penetran el insecto, los nematodos liberan una bacteria mutualística, que infecta y mata el insecto en un periodo de 24 a 48 horas y se reproduce en su interior, creando condiciones propicias para el desarrollo del nematodo.

Los nematodos se alimentan, desarrollan y se reproducen dentro de estos tejidos degradados por las bacterias.

Los insectos muertos por la acción de este complejo nematodo bacteria cambian su color original y toman diferentes coloraciones.

Para el caso de las especies de Steinernema, la coloración de los insectos infectados se torna amarillo a pardo oscuro. Si se trata de Heterorhabditis, los insectos infectados toman una coloración rojiza.

 

Larvas de Galleria mellonella infectadas por nematodos, a la izquierda por Steinernema y a la derecha por Heterorhabditis.

Los nematodos de insectos, normalmente se encuentran en el suelo, infectando muchas especies de insectos que se desarrollan en este hábitat.

Una forma de aprovecharlos, es tomando muestras de suelo y en laboratorio colocar larvas de insectos como Galleria mellonella, para que sirvan de cebos y recuperar los nematodos que se encuentren en la muestra.

Esto se hace con el fin de estudiarlos y reproducirlos masivamente para utilizarlos en programas de control de insectos.

Adulto de Rhynchophorus palmarum infectado con nematos (Heterorhabditis sp.), se observa la emergencia de los juveniles infectivos por la boca del insecto.

Características de los Nematodos 

  • Efecto letal rápido.
  • Amplia gama de
  • Ciclo de vida
  • Son muy prolíficos.
  • Sobreviven en el suelo por mucho tiempo hasta localizar un
  • Se diseminan fácilmente por el alto número de hospederos,
  • Son específicos a insectos y no afectan plantas, ni organismos

Nombre común: Nematodo Cepa Tumaco Nombre científico: Heterorhabditis sp.

Ecología

Esta especie es nativa de Tumaco, Nariño, la cual fue aislada de una plantación comercial de palma de aceite, infestada con Sagalassa valida.

A través de un Convenio de Cooperación entre Cenipalma y Perkins. Este nematodo cepa Tumaco, presenta ventajas sobre otros que son capaces de infectar larvas de Sagalassa valida, debido a que es una especie nativa de la zona de Tumaco que habita ecosistemas de palma de aceite, lo cual la hace más perdurable y eficaz al estar adaptada a estos ecosistemas.

Biología

Las especies de Heterorhabditis, infestan los insectos cuando se encuentran en su desarrollo como juveniles infectivos (JI), que es el estadio que sobrevive fuera del hospedero y que busca activamente nuevos insectos para completar su ciclo de vida.

Los JI penetran el insecto a través de aberturas naturales (boca, espiráculos, ano), y a través del cuerpo del insecto, gracias a un diente que poseen. Una vez adentro liberan su bacteria simbionte (Photorhabdusluminescens), produciendo septicemia (infección) y mortalidad del insecto al cabo de 24 a 48 horas.

La bacteria produce una condición propicia para el desarrollo de los nematodos en el interior del insecto. Al cabo de unos 15 días de la infección una larva mediana puede producir cerca de 100.000 nematodos.

Esto hace que cuando los nematodos se aplican en un área infestada con una plaga, se establezcan, reproduzcan y se diseminen persistiendo y afectando más individuos.

Los JI de la especie Heterorhabditis sp. (Cepa Tumaco) presentan alta capacidad de búsqueda, teniendo preferencia por insectos plaga que habitan en el suelo, siendo característico su comportamiento de crucero para desplazarse en el perfil del suelo.

Presentación del bioinsumo

Los nematodos Cepa Tumaco se presentan en una espuma de poliuretano de 13 cm de ancho x 14 cm de largo y 2 cm de espesor, la cual contiene 5 millones de juveniles infectivos.

Conservación

 

Se recomienda almacenarlos en un lugar fresco, bajo sombra y no más de 30 días. Sin embargo se recomienda, utilizar los nematodos para el control de insectos, tan pronto como sean recibidos del laboratorio.

Recomendación para el control de Sagalassa valida 

Con el fin de lograr el establecimiento de la cepa Tumaco en cultivos de palma infestados con Sagalassavalida, se recomienda fraccionar la dosis de 300.000 nematodos por plato de la palma, en tres aplicaciones espaciadas 30 días. O sea, aplicando cada vez 100.000 juveniles infectivos por plato de palma.

La dosificación no se estima por hectárea, sino por el número de árboles infestados a tratar.

La aplicación de los nematodos se debe dirigir a los sitios en los cuales se sabe que hay infestaciones de Sagalassa valida, con el fin de asegurar su control y la persistencia y diseminación del nematodo en las áreas aplicada.

Por ejemplo, si se va a utilizar Heterorhabditis cepa Tumaco en un foco de S. valida que tenga 150 palmas, la recomendación es hacer tres aspersiones de nematodos depositando cada vez 100.000 nematodos/ plato de la palma, espaciadas cada 30 días.

En este caso la dosis es de 300.000 nematodos por palma, lo que equivale a la necesidad de disponer de 45 millones de nematodos para tratar las 150 palmas.

Preparación de los nematodos para su aplicación

Los nematodos Cepa Tumaco, se entregan en espumas que contienen cada una 5 millones de individuos. El número de nematodos para una hectárea de cultivo se debe

depositar en un balde de 5 litros con agua, y presionar con frecuencia la espuma para que se liberen los nematodos. Esto puede tardar unos 15 minutos.

Si la aplicación se va a realizar con bomba de espalda de 20 litros, accionada por palanca, es necesario agitar el tanque con frecuencia para mantener los nematodos suspendidos. La aspersión se debe realizar dirigiéndola al plato de la palma.

Para una correcta dosificación, inicialmente se debe estimar la cantidad de agua que se requiere para cubrir el plato de la palma en el área donde se encuentra el S. valida. Con el dato de esta cantidad de agua que debe llevar 100.000 nematodos, se estima la concentración de nematodos por litro de agua para cubrir los platos de las palmas que se van a asperjar.

Precauciones y Advertencias

  • Preparar la solución en el momento de la aplicación y en un lugar fresco. Evitar comer, beber y fumar durante todo el tiempo de la aplicación.
  • Este nematodo es inocuo al hombre y animales domésticos.
  • Los pedidos de este nematodo se deben hacer al Laboratorio Productos Biológicos Perkins, al menos con 15 días antes de su fecha programada de aplicación.
  • Categoría toxicológica IV