Hidroretenedores para agricultura

SEMBREMOS  AGUA

 

El agua es esencial para todo el desarrollo socioeconómico y para el mantenimiento de ecosistemas sanos.

A medida que aumenta la población y el desarrollo exige mayores asignaciones de aguas subterráneas y superficiales para la agricultura nacional, y la industria, la presión sobre los recursos hídricos se intensifica, llevando a tensiones, conflictos entre los usuarios, y la presión excesiva sobre el medio ambiente.

La creciente presión sobre los recursos de agua dulce provocada por la cada vez mayor demanda y el uso derrochador, así como por la creciente contaminación en todo el mundo, es motivo de grave preocupación”.

¿Cuál es la escasez de agua?

“Desequilibrios entre la disponibilidad y la demanda, la degradación de las aguas subterráneas y la calidad de las aguas superficiales, la competencia intersectorial, los conflictos interregionales e internacionales, todo contribuye a la escasez de agua”.

“El uso del agua ha aumentado a más del doble de la tasa de crecimiento de la población en el siglo pasado, y aunque no hay escasez de agua a nivel mundial, como tal, un número cada vez mayor de regiones son una escasez crónica de agua”.

“En 2025, 1 800 millones de personas vivirán en países o regiones con escasez absoluta de agua, y dos tercios de la población mundial podría vivir en condiciones de estrés. La situación se agrava con la mayor rapidez creciente presión urbana pesada en lugar de áreas vecinas recursos hídricos.” (FAO 2013)

¿Colombia está afectada?

Podría pensarse que este es un problema de otros, ya que siempre hemos escuchado que Colombia es una potencia mundial en el recurso hídrico, específicamente la sexta en el mundo, pero la realidad agrícola es diferente por toda la geografía nacional.

Los agricultores del todo el País se enfrentan día a día a una mayor dificultad para abastecer de agua adecuadamente sus cultivos, en algunas zonas por que compiten con las ciudades por el recurso.

Tal como en el caso de la meseta arrocera de Ibagué, en el Tolima, en otras zonas por que los ciclos de siembra y cosecha se han cambiado, en algunas más por que las aguas son de mala calidad, contaminadas o porque son tomadas del subsuelo y restringidas en su uso.

También como en el caso de los floricultores en la sabana de Bogotá, potenciado por diferentes gravámenes, como las tasas retributivas, que encarecen el uso del agua para agricultura.

¿Cuándo hay agua, Cómo usarla?

Muchas zonas y cultivos no disponen de sistemas de riego, por diversas razones:

  • Falta de infraestructura o insuficientes para las necesidades
  • Dificultades topográficas o de acceso
  • Insuficiencia de las fuentes de agua
  • Desconocimiento de las nuevas tecnologías
  • Poca disponibilidad de recursos económicos para hacerlo
  • Altos costos de utilización (combustible, energía, mano de obra, mantenimientos, etc.)

Hidroretenedores Stockosorb 660, Hidrogel y TerraCottem una alternativa eficiente

Sin tuberías, sin aspersores, sin obstrucciones, sin robos, sin estrés para las plantas, optimizando los nutrientes, estos hidroretenedores de última generación, son una excelente opción para optimizar el uso del agua en agricultura.

Conocidos ampliamente por el sector forestal del País, casi al punto de que ningún gran reforestador que se precie de serlo, los excluye de su protocolo de siembra, porque entienden, que ellos le brindan la tranquilidad y la garantía de un perfecto establecimiento de la plantación, minimizando las pérdidas de árboles en el establecimiento.

¿Qué es un hidroretenedor Stockosorb 660, Hidrogel y TerraCottem?

Stockosorb 660, Hidrogel y TerraCottem (con nutrientes y bioestimulantes), son productos que acumulan (entre 150 y 250 veces su peso) el agua de riego o de la lluvia en el suelo, permitiendo que la planta tenga un suministro permanente de ella, aun en las épocas de verano, además evitan las grandes pérdidas de los nutrientes aplicados y reducen las necesidades de riego hasta en un 50%.

Al menos desde 5 y hasta 8 años, el producto estará regando sus cultivos por usted, incrementando su productividad; en épocas de lluvias o con la aplicación de riego, ellos almacenan el agua, que estará disponible para la planta en el momento que ella la requiera, repitiendo esta acción una y otra vez, durante su larga vida útil, lo que hace que su inversión inicial se difiera en el tiempo.

La tecnología de aplicación de Stockosorb, Hidrogel y TerraCottem (con nutrientes y bioestimulantes), le garantizan un adecuado suministro de agua, con un bajo costo de implementación, comparado con los sistemas tradicionales de riego.

¿Cómo funcionan los hidroretenedores o hidrogeles de uso agrícola?

Tras el contacto con el agua Stockosorb, Hidrogel y TerraCottem se hinchan rápidamente, creando un hidrogel que absorbe y retiene grandes cantidades de agua disponible para la planta, equivalente a 150 – 250 veces su mismo peso. Así se puede reducir la pérdida de agua y nutrientes debido a la percolación profunda del agua y la lixiviación de elementos fertilizantes.

Es muy importante tener en cuenta la velocidad de captura del agua por parte del hidroretenedor, pues el agua para el almacenamiento, estará disponible en el suelo por poco tiempo, antes de que se pierda por escorrentía o en el perfil del suelo, por lo que productos que no garanticen una rápida absorción, no son aptos para el uso agrícola.

(Ver “Como funciona TerraCottem?”).

Durante el proceso de secado del suelo y los sustratos, tanto el agua como los nutrientes solubles en agua se liberan a la planta de manera uniforme, de esa manera se puede mejorar considerablemente la eficiencia en la utilización del agua y de los elementos nutritivos.

Deben ser mezclados con la tierra o el sustrato de plantación y localizado en la zona de desarrollo de las raíces.

Se activa con el riego de la planta. Sus polímeros almacenan el agua y los elementos nutritivos.

Los precursores de crecimiento favorecen el crecimiento de las raíces que se Introducen en los polímeros y absorben la cantidad de agua y de fertilizantes necesaria.

Los polímeros hidroabsorbentes tienen la capacidad de absorber, almacenar y poner el agua a disposición de las raíces de la planta, poseen tensiones de absorción que permiten que las raíces de la planta capten el agua según sus necesidades, garantizando así que los hidrogeles continúen húmedos durante periodos prolongados de tiempo y no se resequen a causa del suelo circundante.

¿En qué cultivos se usan hidroretenedores?

Todas las plantas requieren del agua y en algunos procesos fisiológicos de su desarrollo, la carencia de ella puede significar el fracaso en el proceso productivo, en general todas requieren de abastecimientos adecuados en momentos oportunos.

Cultivos semestrales (arroz, soya, sorgo, maíz, algodón, ajonjolí, trigo, cebada), palma de aceite, caucho, flores bajo invernadero y campo abierto, follajes, aromáticas, café, caña de azúcar, banano, plátano, pastos de corte y pastoreo, frijol, hortalizas en general, papa, frutales de todos los climas, cacao, cultivos forestales, arquitectura paisajística, parques públicos, taludes de carreteras, barreras anti ruido, césped, campos de golf, jardines, re vegetación de escombreras, suelos erosionados y afectados por minería, saneamiento y traslado de árboles, silvicultura, plantas ornamentales, viveros, transporte a raíz desnuda y muchos otros, son usuarios de hidroretenedores por todo el mundo.

¿Cómo se usan los hidroretenedores?

El producto debe ser mezclado homogéneamente con el suelo o sustrato de plantación y dispuesta esta mezcla bajo superficie, seco o hidratado, en la zona de desarrollo de las raíces, en dosis que oscilan entre 20 y 40 kilos por hectárea del producto.

Debemos tener en cuenta que cuando se aplica seco, al absorber el agua el producto crece en volumen y si la planta no se ha sembrado bien, el mismo producto podría sacarla del hoyo de trasplante.

Las dosis dependerán de factores como el tipo de suelo (permeabilidad, textura, profundidad, etc.) y de la duración de los periodos de verano a que esté sometido el cultivo.

Por ningún motivo debe quedar expuesto al medio ambiente, pues se deteriorará y disminuirá su vida útil. Se calcula que por efecto del laboreo del suelo y procesos extractivos, especialmente en cultivos semestrales, las pérdidas por año del producto estén entre el 10 y el 15%, por lo que será necesario hacer aplicaciones de ajuste.

Los Hidroretenedores Stockosorb 660, Hidrogel y TerraCottem, son una moderna, segura y económica tecnología, de mejoramiento continuo y duradero en la eficiencia de la gestión de agua y suelos en la agricultura, la horticultura y el desarrollo forestal del País.

Este artículo fue publicado en la Revista Metroflor Nº 54