Micorrizas

Las micorrizas, se definen como la simbiosis entre un hongo habitante del suelo y las raíces de una planta.

Como en muchas relaciones simbióticas, ambos participantes obtienen beneficios, es una relación Gana – Gana entre el hongo y la raíz.

En este caso la planta recibe del hongo principalmente nutrientes minerales y agua, además de fitohormonas y protección fitosanitaria y el hongo obtiene de la planta carbohidratos y vitaminas que él por sí mismo es incapaz de sintetizar.

Los hongos debido a que no poseen clorofila son incapaces de realizar la fotosíntesis y otras reacciones internas.

Se estima que entre el 90 y el 95% de las familias de plantas terrestres (80% de las especies) presentan micorrizas de forma habitual.

Gracias a las micorrizas, la planta puede explorar más volumen de suelo del que alcanzaría sin ellas, al adicionar en esta labor el micelio del hongo.

También le ayuda en la asimilación algunos elementos como fósforo, nitrógeno, calcio y potasio y agua del suelo.

La protección brindada por el hongo hace que, además, la planta sea más resistente a ciertos factores adversos del ambiente que afectan al suelo como la salinidad, los cambios de temperatura y la acidificación del suelo derivada de la presencia de azufre, magnesio y aluminio.

Por si todo esto fuera poco, algunas reacciones fisiológicas del hongo inducen a la raíz a mantenerse activa durante más tiempo que si no estuviese micorrizada.

Showing all 3 results