ENMIENDAS AGRÍCOLAS: PARTE 1

Las enmiendas del suelo pueden ser de tipo orgánico o inorgánico, en esta primera parte nos concentraremos en las enmiendas inorgánicas.

¿QUE ES UNA ENMIENDA?

Enmendar significa corregir, reparar o rectificar, en otras palabras, enmendar en agricultura significa corregir un problema o una carencia del suelo. La enmienda es entonces, un producto o la mezcla de unos productos que permiten subsanar un condición específica detectada en el suelo y mejorar la calidad del mismo.

La corrección de dicho problema permite mantener la productividad de las plantas; de lo contrario, en caso de mantenerse no permitiría que el cultivo o la planta se desarrolle adecuadamente.

 Las enmiendas también son importantes porque la eficiencia de muchas de las inversiones que se hacen en los cultivos dependen de que el problema se haya neutralizado como por ejemplo:

  • En la aplicación de los fertilizantes, optimizando su asimilación.
  • En la acidez del suelo, neutralizando el Aluminio (Al) que es tóxico para la mayoría de las plantas.
Fertilizantes foliares

¿CÓMO ES EL PROCESO PARA TOMAR LA DECISIÓN DE APLICAR UNA ENMIENDA INORGÁNICA?

La mejor herramienta para decidir que clase de enmiendas debemos de utilizar es el ANÁLISIS DE SUELOS.

Con el análisis de suelos el asesor técnico capacitado para su evaluación definirá de acuerdo a los resultados cómo están los diferentes parámetros (en niveles altos, medios o bajos) y cómo se encuentran las diferentes relaciones entre ellos.

Para la definición de la enmienda a utilizar se deben de tener en cuenta los siguientes parámetros principalmente:

  • En primer lugar la textura del suelo, que es la relación entre los contenidos de las diferentes partículas del suelo, Arenas, Limos y Arcillas y el contenido de Materia Orgánica.
  • Luego, revisa si el pH es ácido; si está por debajo de 5,5 el laboratorio analiza el aluminio (Al), pues valores inferiores a este nivel se considera tóxico para las plantas y es necesario neutralizarlo.
  • Al encontrar un problema con el Aluminio, pasa a revisar los niveles de las bases: Calcio (Ca), Magnesio (Mg) y Potasio (K) y la relación entre ellas.
  • Con base en los parámetros antes evaluados, el técnico tiene la capacidad de definir cuál es la enmienda inorgánica más adecuada y la cantidad de ella que debe aplicarse, en función del rendimiento de los cultivos.
 

¿QUÉ CARACTERÍSTICAS TIENEN LAS ENMIENDAS INORGÁNICAS?

Para iniciar, una enmienda inorgánica o mineral son todos aquellos abonos cuyos nutrientes declarados se presentan en forma mineral, obtenida mediante extracción o mediante procedimientos industriales de carácter físico o químico; por ejemplo, productos como la urea y los abonos que contienen nutrientes quelatados o complejos se clasifican como abonos inorgánicos (Navarro García, 2014).

Es muy importante tener en cuenta las características físicas, químicas y físico-químicas de las enmiendas debido a que son determinantes en su desempeño en los cultivos.

Las características físicas de las principales enmiendas particularmente la humedad, la granulometría y el ángulo de reposo son más determinantes que las características químicas para la aplicación eficiente de estos materiales. La humedad representa uno de los parámetros más críticos; ya que el incremento en su contenido representa costos adicionales para el agricultor y una disminución efectiva de la enmienda a aplicar. En muchas zonas, la disponibilidad de las enmiendas y el lugar de la aplicación son lejanas, por ello, garantizar una baja humedad evita que el agricultor termine transportando agua a sus cultivos.

Ocurre frecuentemente que los fletes son mas costosos que el mismo producto, lo que aumenta la necesidad de optimizarlos.

La granulometría de las enmiendas es otro factor importante.  Normalmente las enmiendas son poco solubles y es necesario colocarlas en contacto con un gran volumen de suelo para promover una mejor reacción de corrección. Un producto que presenta una alta variabilidad en granulometría está sujeto a segregación cuando se aplica mecánicamente al voleo. Las partículas con mayor tamaño y densidad son lanzadas a mayor distancia en comparación con las partículas de menor tamaño y densidad.

El tamaño de las partículas de la enmienda afecta la reactividad del material en el suelo por unidad de tiempo. Así los gránulos que se retienen en un tamiz de malla 20 (0.841 mm) tienen una eficiencia relativa de 20 %, los que se retienen en un tamiz de malla 45 (0.354 mm) tienen una eficiencia de 60 % y aquellos que pasan un tamiz malla 100 (0,124 mm) tienen una eficiencia de 100 %, para un periodo de reacción de alrededor de 50 días.

De acuerdo con las normas técnicas colombianas NTC 32 (2011) y 326 (2001), el 100% del producto debe pasar el tamiz malla 20 (0,354 mm) y como mínimo el 50% debe pasar el tamiz malla 100 (0,124 mm).


REVISA NUESTRO CURSO COMPLETO AQUÍ. 

 

¿DESEAS CONOCER MÁS AL RESPECTO?

Ingresa al curso sobre enmiendas

Noviembre 21 - Día sin IVA

¡ABONO ORGÁNICO EN OFERTA!

$96.600/Ton
$75.000/Ton
Planta Moralandia, Atlántico
  •  

*Promoción válida hasta agotar existencias.

¡ABONO ORGÁNICO EN OFERTA!

$72.000/Ton
$62.500/Ton
Planta Guadalupe, Pereira
  •  

*Gallinaza sanitizada y seca. Promoción válida hasta agotar existencias.